Endodoncia
Cuando la caries alcanza el nervio dental y este se ve afectado de forma irreversible, comienza un proceso inflamatorio denominado pulpitis, que generalmente se manifiesta con dolor a los cambios térmicos y si aún no se realiza ningún tratamiento, acaba con la necrosis del nervio, perdiendo la vitalidad dental lentamente.

Cuando el nervio se necrosa desencadena a su vez un proceso infeccioso que suele afectar al hueso circundante y produce las lesiones conocidas como abscesos o flemones.

Durante la necrosis pulpar el paciente suele estar asintom´tico, pero cuando el proceso infeccioso se encuentra muy avanzado, el paciente suele sentir un dolor casi insoportable debido a la presión generada por el proceso infeccioso.

Tanto en la inflamación irreversible o pulpitis del nervio, como en el proceso de necrosis, aunque el paciente se encuentre asintomático, el tratamiento de elección es la endodoncia.

La endodoncia o tratamiento de los conductos radiculares, no es mas que el mecanismo utilizado para retirar el tejido infectado por el contenido bacteriano. A traés de la limpieza y conformación del sistema de conductos que originalmente alojaba el tejido nervioso del diente afectado, se busca la desinfección del mismo, con el objetivo de conservar el diente en boca en un estado de salud adecuado.

Una vez desinfectado los conductos radiculares el diente será restaurado para que recupere su función masticatoria.